Monumentos históricos en Navalagamella

Algunos de los edificios del pueblo han sido testigos del paso de muchas generaciones. Navalagamella fue fundada por los segovianos y pronto se convirtió en un importante cruce de caminos de trashumancia gracias a su ubicación geográfica. De ahí que sea una población con una rica historia y restos de distintas épocas.

Iglesia de Nuestra Señora de la Estrella

Construida entre los siglos XV y XVI, alberga en su interior la imagen de la patrona de la localidad. La iglesia tiene una sola nave con planta de salón con bonitas bóvedas góticas. Muy destacable por el estilo de la bóveda y los adornos de la piedra es la Capilla de la Inmaculada, que ocupa el bajocoro y que alberga una pila bautismal hecha en un solo bloque de granito. En el exterior domina el campanario, de estilo herreriano escurialense, una majestuosa y esbelta torre que sobresale por encima de los tejados del pueblo.

Ermita de San José

"Navalagamella y sus siete navalagamellitos: navalagamellito uno, navalagamellito dos, navalagamellito tres…". Este trabalenguas popular casi impronunciable recuerda que Navalagamella tuvo siete ermitas. De ellas aún se conservan tres, la del Santísimo Cristo de la Sangre, junto a la Cañada Real Leonesa; la de San Miguel, en una espléndida dehesa a dos kilómetros del municipio donde se apareció el arcángel en el siglo XV, y la de San José, junto a la popular "Peña gorda".

Ermita del Cristo

Es un recurrente destino para dar un paseo y contemplar Navalagamella y, en días despejados, hasta los rascacielos de Madrid. Esta ermita suele ser punto de partida o destino de las procesiones de Semana Santa y del 14 de septiembre, festividad del Santísimo Cristo de la Sangre, advocación con la que se denomina a la hermosa talla del Crucificado que se alberga en la iglesia parroquial. Dicha talla presenta una herida de bala en un costado, para dar testimonio de que las guerras no deben producirse.

Los fortines

La Guerra Civil española devastó el 75 por ciento de los edificios de Navalagamella. Aún se conservan fortines y otras edificaciones militares que estuvieron en servicio durante la famosa batalla de Brunete, localidad muy cercana y que fue epicentro de uno de los principales enfrentamientos de la contienda. La orografía permite vigilar toda la zona sur de Madrid desde los cerros de Navalagamella.

Puentes medievales

Navalagamella tiene varios puentes. Al puente del Hoyo puede irse caminando por la ruta de los molinos harineros del Perales. También destaca el del Pasadero está incluido en el catálogo del patrimonio cultural de la Comunidad de Madrid. Sus piedras confirman el importante cruce de caminos que ha constituido Navalagamella a lo largo de su historia.

Torre del Reloj

En la plaza de España destaca una antigua torre de la que se cree que fue el primer ayuntamiento. En la actualidad alberga el reloj, que dicta las horas a todo el pueblo. El sonido de sus campanadas cada media hora pone una banda sonora especial al pueblo. Cada 31 de diciembre es costumbre tomar las uvas en la plaza con las campanadas de este reloj, al amor de una gran hoguera.

Arco gótico

En la Plaza de España también se conserva un arco de medio punto que presenta decoración gótica y que contiene un escudo presumiblemente de la primera mitad del siglo XVI. El arco servía de entrada a una antigua posada que daba servidumbre a los viajeros que hacían noche en Navalagamella. Como curiosidad, dicha posada fue regentada por antepasados de las propietarias de los Alojamientos Rurales La Aldaba.

Plaza de España

Esta plaza, también conocida como la del Ayuntamiento, es uno de los lugares preferidos para pasar un rato, sentarse a charlar o leer en uno de sus bancos o acudir con los más pequeños para que puedan jugar sin necesidad de preocuparse del tráfico. Además, permite contemplar en una misma panorámica varios de los monumentos emblemáticos del municipio. La plaza de España es además epicentro de diversas celebraciones festivas a lo largo del año.

Escuelas viejas

A espaldas del actual ayuntamiento, están las antiguas escuelas, cuya planta baja pertenece a un edificio del siglo XIX. En sus puertas aún pueden leerse las inscripciones que distinguen las aulas "para niños" y "para niñas". Hasta los años 80 en estas aulas se agrupaban niños y niñas de diversos cursos bajo la tutela de un mismo maestro, todo un anacronismo.

Ermita de San Miguel

En su interior se guarda la venerada imagen del patrón de Navalagamella, San Miguel Arcángel, que se apareció a un pastor sobre el que obró un milagro. Cada lunes de Pascua el pueblo lleva en procesión la imagen del ángel desde su finca -ubicada a unos dos kilómetros del casco urbano- para preparar posteriormente las fiestas en su honor en el mes de mayo. El segundo domingo después del 8 de mayo, festividad de San Miguel en Navalagamella, se celebra en la dehesa la tradicional romería.

Logotipo de Alojamientos Rurales La Aldaba Alojamientos Rurales La Aldaba
Navalagamella (Madrid)
laaldaba@navalagamella.com
© Aldaba Antiqua S.L. 2005-2017
Proyecto desarrollado con el apoyo de:
Logotipo del Consorcio de la Sierra Oeste de Madrid Logotipo de los Fondos Proder de la Unión Europea
Diseño web y hosting: Grupo AGD